El carbón activado constituye un excelente medio filtrante, a diferencia de los lechos de arena y gravas posee una alta densidad con una estructura porosa balanceada para  una mayor adsorción. Requiere un lavado periódico para eliminar la acumulación de sólidos suspendidos, pero debe ser reemplazado cuando el lecho filtrante pierde su capacidad para remover sabor y olor. Puede ser usado en aplicaciones domésticas e industriales.

Para obtener la máxima eficiencia en el proceso de adsorción con carbón activado se debe tener la mayor área superficial en el menor volumen práctico. Esto es necesario porque la velocidad de adsorción es proporcional a la cantidad de área superficial del medio adsorbente.

Cuando el carbón activado es utilizado para la remoción de olor, sabor y color es necesario que el influente se encuentre relativamente libre de hierro para lograr una mayor vida útil al igual que libre de aceite ya que estos constituyentes disminuyen la eficiencia de la actividad del carbón activado.

INGEAGUAS adiciona el carbón activado en los sistemas de filtración para remover olor, sabor, color, fenoles, detergentes, tensoactivos, compuestos orgánicos, trazas de pesticidas y herbicidas, los cuales no serían removidos en un 100 % por un lecho de arena y gravas, ya que estos sistemas utilizan como principio básico el proceso de retención de partículas y no la adsorción del carbón activado.

Debido a las especificaciones de ambos compuestos INGEAGUAS ha implementado su uso como lechos filtrantes de nuestros sistemas, obteniendo un mayor rendimiento de operación y una mayor calidad de agua en el proceso.

Carbón Activado:  Se utilizará el carbón activado de Calgon, referencia Filtrasorb 200.  Este carbón desempeña una doble función, como lecho filtrante para la turbiedad y adsorbiendo los materiales orgánicos disueltos tales como insecticidas, detergentes, phenoles y otros contaminantes que causan problemas de sabor, olor y color en el agua.

Ventajas.

No produce polvo, los procesos son limpios.

Menos manejo, una vez instalado no se hace necesaria su manipulación.

Una alta capacidad del carbón para eliminar la necesidad de ajustes de operación, por calidades fluctuantes del agua cruda.

Reducción de costos por reposición al poderse reactivar o reutilizar.

Mejoramiento en la calidad del agua, color, olor y sabor.

La alta capacidad de adsorción del carbón, provee un margen de seguridad contra contaminantes orgánicos indetectados o concentraciones accidentales de materiales orgánicos tóxicos.

Vida útil muy duradera; bajo condiciones óptimas de operación el carbón puede durar hasta 5 años sin necesitar regeneración.

El carbón Calgon presenta entre un 70% y un 96% más de capacidad de adsorción que otros carbones.

SERVICIOS

  • Lavado y desinfección de tanques
  • Repotenciación de sistemas de tratamiento de aguas
  • Mantenimiento correctivo y Preventivo
[contact-form-7 id=»6320″ title=»formulario-widgets»]