La depuración de las aguas residuales es un proceso que tiene como objetivo eliminar la mayor cantidad posible de la contaminación adquirida en los diferentes usos del agua, de tal manera que el vertimiento a un alcantarillado o a un cauce receptor, además de cumplir la normatividad ambiental vigente (Resolución 0631 de 2015 del Ministerio de La Protección Social, Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial), propenda por la mínima afectación posible al medio.

Las aguas residuales domésticas

son las generadas en los usos domésticos (efluentes domésticos de cocinas, duchas, sanitarios, lavamanos, zonas de ropas y aseos) en viviendas, zonas residenciales, establecimientos comerciales o institucionales. Éstas producen un nivel de contaminación al agua que puede manifestar la presencia de sólidos, desechos orgánicos, detergentes, jabones y grasas, lo que precisa de un proceso para su eliminación. Su tratamiento de depuración es a través de plantas de tratamiento con procesos físicos y de tipo biológico (degradación de la materia orgánica por la actividad bacteriana).

Para el cálculo de este tipo de plantas el parámetro de diseño más importante es el caudal de diseño; el cual sale del dato de la población a beneficiar y del tipo de usuario (doméstico, oficina, bodega, permanente, flotante).

Las aguas residuales no domésticas

son las generadas en los usos industriales y agroindustriales, en cuyos procesos de producción, transformación o manipulación se emplee agua, como medio de transporte, lavado, refrigeración directa u otro. Los contaminantes son de origen orgánico y/o orgánico. Entre los contaminantes más importantes del agua se encuentran microbios patógenos, metales pesados, materia orgánica persistente, grasas, aceites, fenoles, sedimentos en suspensión, químicos, pesticidas, agroquímicos y otros.  Su tratamiento de depuración se realiza a través de diferentes plantas de tratamiento con procesos de tipo físico, químico, biológico y/o de desmineralización.

Para el cálculo de este tipo de plantas se requiere contar con una o varias caracterizaciones del agua residual específica. La caracterización consiste en la medición del caudal y de la calidad del agua, con muestras y mediciones tomadas en un período de tiempo, determinado por el tipo de proceso industrial.

Procesos de tratamiento

Las PTARD y PTARnD diseñadas, fabricadas e instaladas por INGEAGUAS permiten realizar los procesos simples, compuestos y mixtos requeridos por cada calidad específica de las aguas residuales, tales como:

  • Sedimentación
  • Remoción de grasas y aceites
  • Neutralización
  • Oxidación simple
  • Oxidación avanzada
  • Coagulación- Floculación
  • Sedimentación
  • Filtración simple
  • Filtración compuesta
  • Degradación biológica aerobia tipo lodos activados con aireación extendida
  • Degradación biológica anaerobia tipo pozo séptico con FAFA
  • Clarificación
  • Suavización
  • Desmineralización
  • Desinfección
  • Espesamiento, deshidratación y secado de lodos producidos en los lavados
  • Otros específicos